¡NO MIRES!

¡Me has “pillao” a medias!

¡Vaya hombre!, me has venido a conocer y yo con estas pintas …

Estoy trabajando en mi web,  siento decirte que aún no puedo enseñarte mucho.

Si has venido por aquí, me da a mí que tú también estás pensando en ello.

Quizás porque la que tienes ya no se identifica contigo, o quizás porque aún no la has creado.

Pues oye chica, vas a tener razón...

 

Esto me lo voy a tomar con calma.

Lo de trabajar en mi web digo.

Pero ya que has venido, te cuento 4 cosas que puede que te interesen si tienes o quieres un negocio con presencia online.

1º.- Soy Vanessa de FidelizIA (Diago es mi apellido, fidelizar mi objetivo)

Pues eso.

Que me gano la vida escribiendo textos en páginas webs y creando embudos en email marketing.

No hago webs complicadas con montones de productos.

Yo hago webs bonitas y sencillas, para personas que ofrecen servicios o venden de uno a tres productos en concreto.

Resalto tu propuesta de valor, te ayudo a encontrar tu identidad verbal y a acercarte a tu cliente potencial. 

Pero lo que me obsesionan son los resultados, no la web más chuli del barrio.

Yo sé investigar y escribir para vender, conseguir suscriptores y fidelizar a los clientes que ya tengas.

2º.- ¿Pagaste por una página web y te cabrea no tener resultados?

Pagaste X para tener un negocio online y pensaste:

– Invierto una vez, así no me gasto en un local, no tengo gastos fijos y todo son beneficios.

Yo también pasé por ahí.  No te preocupes, es como el sarampión.

Hay que pasarlo.

Si ya has llegado a ese punto que sabes que este tipo de ideas sobre el  emprendimiento son más bien una fantasía:

“chachiguay me monto una página web, me toco la figa y me hago de oro”

¡Enhorabuena! Ya sabes que no solo basta con montarse un local para ganar dinero. 

Sí, al igual que si fuera una tienda física, hay que hacer más cositas, sino sería “jauja” ¿no crees?

3º.- Ya no te tragas la trola del emprendimiento divino en el que no "fas rés"

Lo de trabajar en la playa con un mojito… yo que sé.

No te digo que no está de puta madre para hacer negocios irte de comida y esas cosas con clientes, siempre ha funcionado.

Pero la faena de campo, como que no lo veo ¡eh!

Por eso, cuando los gurús estos mandan esas fotos con sus portátiles en bañador, me río de janeiro.

¡Pues anda que no habrán posado ni nada  para sacar esas fotos!

Yo a mi misma me imagino con el portatil mal sentada, sin saber cómo ponerme, con la arena en el teclado, y una “ventolá” llevándose mis apuntes…

Qué va.

No me veo, y seguramente puede que tú tampoco.

Si aún no has descubierto que emprender es trabajar mogollón de horas, fines de semana y no pensar muchas veces en otra cosa… ay, criatura.

Pues te lo digo yo: si quieres montar un negocio rentable, vas a currar como una o un cab***.

Y, ya que te va a absorber bastante energía, al menos estaría bien hacerlo bien y conseguir resultados.

Enfócate, traza una estrategia o, como suelo decir:

“deja de ir com cagalló per sequia”

Ahí es donde puedo ayudarte. 

Digo a lo de trazar una estrategia de copy.

Si cumples este requisito básico y quieres empezar a ver resultados, escríbeme, llámame o envíame un audio contándome cuál es tu negocio y lo vemos.

4º.- Yo te ayudo, pero tengo un defecto. Cobro por mi trabajo.

Sí, tengo ese defecto, resulta que como todos los días. Y mi hija también.

Cuando quiero regalo mi trabajo, ayudo a los demás cuando veo que la persona lo valora.

Pero así, sin conocernos… mira va a ser que no, la vida me ha demostrado que lo de regalar por regalar se infravalora cantidad.

La gente tiende a pensar que es una mierda si es gratis.

¿Pero sabes qué? Con alguna de mis recomendaciones por la face, hay personas que han ganado miles de euros.

Espero que tú estés corrigiendo eso, si eres de los que regalas sin más.

Entiendo que si estás empezando te lo quieras hacer tú todo, yo también hago muchas cosas que deberían estar haciendo profesionales, pero en cuanto tengo pasta, lo invierto en lo que me es rentable. 

Al final he descubierto que es mucho más rentable que un profesional se ocupe de esa parte que yo no controlo tanto.

Sino me tiro un montón de horas dando palos de ciego y así no avanzo ni gano pasta.

Por eso, si no tienes un mínimo de presupuesto para invertir en tu estrategia online, yo no soy tu chica, porque como te he dicho, tengo el defecto de cobrar por mi trabajo.